02 febrero, 2015

BIOMECANICA 101, Aprendiendo sobre tu cuerpo al correr.


     Correr es definitivamente una pasión para todos los que lo hacemos, sin importar si somos profesionales, amateurs, o recreaciones, encontramos en correr una razón que nos motiva y nos arrastra, redefiniendo cada día nuestros límites mentales y físicos. Parte un llamado genético de nuestros ancestros, parte una moda sana, parte una vía para encontrar salud, cada día son más los corredores que forman parte de un grupo de 400Millones y creciendo a nivel mundial. Al mismo tiempo son más las personas desinformadas que entran al deporte, sin idea de que hacer y cómo hacerlo más allá de las lecciones prácticas de la revista de moda, que venderá la verdad o la mentira dependiendo de su rentabilidad y likes en las redes. Educarnos se convierte entonces en la norma,
si queremos ser mejores integralmente como corredores, entender de qué se trata y corregirse es vital, si esperas 5 tips de como romper tu PR en 5 días, no diste en el post correcto, si eres de los que quiere aprender sigue leyendo…
Al correr nuestro cuerpo recibe debido a la gravedad y a la condición dinámica de correr, fuerzas de compresión y tensión en todas las direcciones, que deben ser soportadas,  disipadas, o absorbidas. Estas fuerzas no se ven, no se escuchan, pero créanme están ahí golpeando a cada fibra de nuestro ser una y otra vez. Durante la estancia media en cada paso tu cuerpo recibe aproximadamente 2.6 veces su peso proveniente de la gravedad y la reacción con el suelo, 0.5 veces tu peso hacia adelante y hacia atrás debido a la dinámica del correr, y 0.2 veces tu peso en la dirección lateral por el balanceo natural y la necesidad de estabilización (ver foto).  Esto en ejemplo sería que si tu peso es 80kg, durante cada paso debes soportar  208kg en dirección del suelo, 40kg hacia adelante y hacia atrás, y 16kg lateralmente. Todas al mismo tiempo, es un Reto, como es que lo hacemos?
El cuerpo humano como lo hemos mencionado en publicaciones anteriores, tiene atributos que le permiten correr y absorber, disipar e inclusive liberar de forma libre todas estas fuerzas, para esto debe deslizar y mover articulaciones, comprimir huesos, tensionar músculos y tendones en una gran sincronía que lo convierte en un gran amortiguador. De forma articular las principales involucradas son: las 33 articulaciones del pie y tobillo , las articulaciones de la rodilla, cadera, vertebras y cuello. A nivel musculo-tendinoso: los más de 100 músculos del pie, sobretodo los del arco longitudinal, talón de aquiles y todos los músculos que llegan a el como los gemelos y soleo, además los femorales, glúteos, core abdominal, musculos lumbares, y del cuello, sin que estos sean ni cercanamente todos los involucrados.  Es así que podemos lidiar con todo el stress proveniente del correr, tenemos un inmenso amortiguador construido especialmente para nosotros, con la capacidad de no solo disipar fuerzas, si no con la capacidad de absorber y liberar energía libre para hacernos más rápidos sin mayor esfuerzo. Debemos aprender a mover, fortalecer y  usar este gran equipo de tecnología biomecánica. Es en parte el no usar correctamente ese amortiguador natural lo que mantiene al corredor moderno lesionado.
La pregunta surge: De que me sirve saber todo esto?? , la respuesta está en lo que yo pude concluir hace algún tiempo cuando estar sano era la excepción, y lesionarme hasta el punto de aun tener secuelas  fue la lección. Luego más adelante pude aprender  que mis inferencias a partir de esta pequeña pero valiosa información eran ciertas.  Conclusiones básicas y a la vista pero distantes y escurridizas cuando como corredores no conocemos la información.
.- El uso de un zapato sea especifico o no, no es ni remotamente lo más importante a la hora de correr, nisiquiera ha demostrado ser un elemento que disminuya las lesiones, la proporción de lesiones ha aumentado y la media de desempeño ha disminuido a pesar del teórico desarrollo tecnológico del calzado. Es nuestro cuerpo el encargado de hacer lo que muchos creen que hace el zapato, al mismo tiempo que entendemos todas las fuerzas involucradas al correr, entendemos lo incongruente que es pensar en que una pieza de tecnología en nuestros pies haga todo el trabajo requerido. No hablo de desechar los zapatos, hablo de darle el valor netamente correspondiente. En un futuro cercano hablaremos sobre este controversial tema. ENTIENDE QUE EL RESPONSABLE ERES TÚ.
.- Fortalecer nuestro cuerpo de forma específica es un elemento indispensable cuando se trata de correr apasionadamente.  Fortalecer es un término amplio, que incluye poder mover las partes en los rangos adecuados y en la dirección correcta (Movilidad), enseñar a nuestro cuerpo a usar músculos pequeños que se encuentran dormidos, a generar control  mediante una mejor conexión neuro-muscular , generar músculos más fuertes , resistentes y explosivos, que eviten a las articulaciones y ligamentos hacer su trabajo, en fin, fortalecer es convertir nuestro Yo-Corredor, en uno físicamente mejor y más apto. OPTIMIZA TU CUERPO
.- Si existen en baseball,  futbol, o golf, técnicas que permiten hacerlo mejor, quien dice que no aplica el mismo principio para correr si lo vemos cómo deporte? No hay una mejor forma de correr para todo el mundo, cada persona es única dependiendo de su movilidad, control, estabilidad y potencia, pero si existen principios y fundamentos  generales  que permiten verificar y modificar de ser necesario variables como la cadencia, desplazamiento del centro de gravedad, zancada, tiempo de contacto, etc. Variables que pueden re-entrenarse para usar mejor el amortiguador corporal, mejorar la forma para ser más eficiente, económico y sano al correr. OPTIMIZA TU FORMA.
Correr era muy simple para nuestros ancestros, nosotros el ser humano moderno tenemos un poco más de trabajo, retomar el control del maravilloso equipo de correr que tenemos, y devolverle la funcionalidad y aptitudes que hemos perdido con los años es la clave, si se puede correr mucho mejor, Depende de Ti.


“Grandes fuerzas sometidas a partes inestables, son un récipe para el desastre”                 Dr Jay Dicharry, “Anatomía para Corredores” 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario